Crónica de un provinciano. Parte 1 de cuatro.




Antes de llegar a la Ciudad de México, soñaba con el simple hecho de vivir en una ciudad cosmopolita. Las calles largas, los edificios altos. Tantas cosas tan diferentes a lo que estaba acostumbrado. Antes de llegar a la Ciudad de México, tenía más de cuarenta amigos en Facebook viviendo aquí, platicando de manera diaria conmigo, estando en contacto. Antes de llegar a la Ciudad de México, tenía unas ganas enormes de residir aquí. Y bueno, en caso de que tú también estés viviendo lo que yo viví hace unos años, quisiera decirte sólo unas cuántas cosas antes de que te embarques a la aventura.

No, no toda la gente que tienes en Facebook son tus amigos. Así que si te vienes a vivir acá, con la esperanza de tener un círculo social más grande, por tener a muchos conocidos aquí, creo que en nada te va a funcionar. Las personas tienen una ideología muy alejada de los valores morales y de familia, algo arraigado en la gente de provincia, de manera que, si estás ligeramente guapo, sólo te buscarán para tener sexo contigo. Si sólo quieres salir, el ritmo de vida agitado no les permitirá darte un lugar en su caótica agenda. Y cuidado, si eres gay es quizá un poquito peor. El ambiente gay es tan estrecho, tan cerrado, que si no vives en la Roma, o no tienes un empleo alto, o no eres de piel blanca, o no ganas mucho dinero, o no tienes fotos en Instagram de haber viajado por Europa, sencillamente no tendrás lugar.

No, no te será tan sencillo encontrar trabajo bien remunerado. La competencia es abismal. En cada esquina encontrarás a alguien con mejores credenciales, mejor presentación y, seguramente, esa persona será extranjera. A los mexicanos les encantan los extranjeros. Tu currícula pasará por tantas manos y tú sólo te preguntarás si en realidad eres tan inepto o inexperto como te harán creer.
(Continuará)

Comentarios

Muy acertado tu descripción de vivir en ciudad de México, siempre he querido vivir ahí pero no se a dado la oportunidad, pero al visitarlo si me he percatado que las personas son más cerrados o elitistas en sus círculos sociales.
José Ayala dijo…
Pero esta realidad se aplica a muchos lugares, no solo mexico, es la realidad de este mundo globalizado
welljosh dijo…
You're right on your words !! I completely agree!!
Anónimo dijo…
You're right on your words !! I completely agree!!
Donny Gonzalez dijo…
Me encanta cómo abordas tu realidad, es dice mucho de una persona.

Entradas más populares de este blog

De los tiempos pasados.