crónica de un nuevo vicio....

acabo de jugar pump it up, y déjenme decirles que es un juego sorprendente y visceral.
siempre cuando iba al supercentro a retirar dinero del cajero, me encontraba con un bando de chavales que gastaban dinero...mucho dinero en esa desgraciada máquina; ahora me desconcierto debido a que -muy probablemente- me convierta en uno más de esos infames.....pero óh caramba, que bueno es pump me amadeus....

Comentarios

Øhne Gø††™ dijo…
No me gustan esos videojuegos, no son para hombres =P

Entradas más populares de este blog

De los tiempos pasados.

Crónica de un provinciano. Parte 1 de cuatro.